Pechuga de Pollo Rellena de Jamón y Queso

Ingredientes
  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • 1 rodaja de jamón
  • 1 rodaja de queso para sandwinch (nuestra receta lleva Cheddar)
  • Harina
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Sal y pimienta
  • aceite
Preparación
  1. Lo primero de todo es salpimentar los filetes de pollo. Sirven tanto los que vienen envasados, como los que cortan en la carnicería. Incluso puedes hacerlo tú mismo a partir de una pechuga de pollo entera.
  2. Debes cubrir uno de los filetes de pollo con el queso. Encima añades una tira de jamón y la cubres con otra rodaja de queso. Para terminar tapas esa pechuga de pollo con la otra.
  3. Ahora viene la parte delicada. Coges con los dedos toda la pechuga teniendo cuidado de que no se deshaga. La pasas por la harina y después por el huevo batido (al que habrás echado una pizca de sal). Finalmente las pasas por el pan rallado y las dejas en un plato.
  4. Una vez que hayas empanado todas las pechugas de pollo que vas a cocinar, las congelas durante 10 minutos o las metes a la nevera durante una hora. De esta forma conseguirás asentar correctamente el empanado del pollo.
  5. Pasado ese tiempo, fríes las pechugas de pollo rellenas de jamón y queso en abundante aceite hasta que queden bien doradas por fuera y cocinadas por dentro. Cuando acabes, las colocas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
Trucos para unir las pechugas
  1. Una forma de conseguir que las pechugas queden unidas a la hora de cocinarlas es hacerlas como si estuvieran enrolladas. Para ello, debes extender un trozo de papel film sobre la mesa y colocar ahí la pechuga, las capas de queso y jamón y la otra pechuga. Una vez hecho esto debes enrollarlas uniendo el papel film por los dos lados. Debe quedar un paquetito alargado, como si fuese una salchicha.Una vez que está hecho, mete la pechuga al microondas durante 5 minutos. La carne exterior tiene que cocerse y adquirir un color blanquecino. Pasado ese tiempo, quita el papel film y fríelas en la sartén.
  2. Otra forma es enrollarlas y atarlas con una cuerda. Y una vez que ya estén cocinadas soltarlas.
  3. Por último, también puedes utilizar palillos haciendo la función de “alfileres”. Abres la pechuga por la mitad (sólo por un lado), introduces el queso y el jamón York y cierras el lateral abierto con palillos para que no se abra durante la cocción. Añade también en la abertura harina para sellarla.

¡A disfrutar!

Escribe un comentario